sábado, 15 de diciembre de 2012

[OPINIÓN] La represión en el estado español. Curso, camino y final de la represión.



El 14 de noviembre, hizo un mes exacto, nuestro compañero Alfon caía detenido en las garras del sistema represivo desencadenado una vez más para mermar a la clase obrera, y sus ansias de lucha por un futuro mejor. Hoy, un mes después de la detención de nuestro compañero, sale una noticia en todos los medios de comunicación, una mujer en Málaga al no poder pagar la hipoteca, se suicida al habérsele notificado la orden de desahucio, sin duda, una víctima más de este sistema genocida. Al igual que Alfon, esta mujer que se ha suicidado hoy es una más en nuestras cuentas, al igual que lo son, la anciana de 74 años que se suicidó en Barakaldo, o el hombre que se suicidó en Granada mientras el rey decía lo bien que iba el país, todos se suicidaron por los mismos motivos, ninguno pudo pagar la hipoteca porque no tenía trabajo, todos son víctimas del sistema.

Alfon está siendo sometido al régimen F.I.E.S por el que está completamente vigilado y, no hay ninguna forma de comunicarse con él sin que sea intervenida por las "fuerzas de seguridad". Yo me pregunto: ¿es justo que por luchar por tus derechos te sometan a prisión?. Pienso que no, pero: ¿dónde están los partidos "de izquierda" defendiendo a Alfon?,¿dónde están los sindicatos que defienden nuestros derechos?. Sencillamente no están ni estarán nunca, porque ellos son simples reformistas. Ellos traicionan la voluntad de la clase obrera, la voluntad de todos aquellos que dan una respuesta a los actos genocidas de este sistema. Estos partidos de izquierda como IU, tienen muy poca vergüenza llamándose "de izquierdas" cuando critican las acciones contra la oligarquía, son firmes defensores del reformismo, hace ya mucho tiempo que abandonaron su verdadera ideología, al igual que los sindicatos verticales (CCOO y UGT).

Pero el caso de Alfon, no es el único en el estado español. Durante y después de ese ejemplo modélico de paso de fascismo a "democracia", se encarceló a miles de compañeros que nunca se creyeron las mentiras constantemente repetidas por los medios, y que si entraron por nariz, boca, oídos y ojos al resto de la población, es el caso de los presos políticos, aquellos que se declararon críticos a las posturas que tomaba este sistema podrido de la cabeza a los pies. Por ello, y ya terminando, hay que hacer recordar a todos aquellos que hacen que nuestros compañeros estén presos, que 6 millones de personas estén en paro, que jóvenes se tengan que ir del país, que se den casos de suicidios por impagos de hipotecas y otros muchos más tipos de casos, que jamás nos arrodillaremos, y que vosotros, enemigos del pueblo, de la clase obrera, vais a pagar uno a uno todos vuestros crímenes contra la voluntad popular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada